T-agged blog

Vestir con arte a los pequeños es tendencia

Vestir con arte a los pequeños es tendencia

Vestir con arte a los pequeños es tendencia

La moda dicta las tendencias y estamos en un momento en el que por fin el arte se define como un must para el armario de nuestros pequeños. La moda naïf, como hemos ido comentando, también ha conquistado el armario de los niños más mayores y este arte se está presente en todo lo que nos rodea.

¿Pero, por qué ahora estamos vistiendo a los bebés con tanto arte?

Podríamos decir que de por sí lo pequeño es cuqui, naïf, bonito… y además cada día estas prendas son más creativas. Año tras año son más las marcas de moda que sacan una nueva colección infantil sirviéndose más que nunca del diseño gráfico. Se han acabado las convenciones, cada día queremos vestir a nuestros bebés de forma más original y con un diseño más exclusivo. Adiós a las camisetas monocolor o de rayas, demos la bienvenida a las frases de moda, a los dibujos sencillos, ropa minimista, controversias y mensajes para adultos escritos en ropa de niños…

Hoy queremos saber el porqué de este interés de las marcas por la moda infantil cuando todos sabemos de sobras que la natalidad ha descendido considerablemente en los últimos años y además, las parejas que tienen hijos cada vez tienen menos.

Según los datos del Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hogares españoles formados por una pareja con tres o más hijos se ha reducido un 32,8 % en una década (2001-2011), mientras que los formados por parejas sin hijos han aumentado en un 45,1%. La media de los hogares españoles está formada por 2,58 personas frente a las 2,86 de diez años antes. Uno de los factores de este descenso es la crisis económica en la que vivimos inmersos y otro, el retraso en la maternidad. La media actual de las españolas para tener hijos ronda ya los 32 años y cada vez son más las mujeres que tienen su primer hijo alrededor de los 40; esto hace 30 años era inconcebible (nunca mejor dicho). A parte de la crisis, también hay que tener en cuenta que vivimos más años y en mejor estado. Todo se está retrasando: estudiamos más, empezamos a trabajar más tarde… pero sobretodo, hay un factor muy importante: la estabilidad en la carrera profesional de las mujeres. Este punto de madurez, implica que las mujeres tengan hijos cuando consiguen tener una carrera profesional estable (cosa poca fácil): horarios, sueldo, conciliación familiar… ya estaréis al caso de las polémicas recientes sobre la congelación de óvulos en grandes multinacionales como Apple entre otras.

Estos factores favorecen el poder adquisitivo de estos padres más maduros. Seremos unos padres más mayores, pero también con un mayor poder adquisitivo, cosa que  impulsa a las marcas a interesarse por la moda infantil. Habrá menos niños sí, pero estos irán todavía más a la moda y los padres no mirarán tanto el precio y/o están dispuestos a pagar un precio más alto para comprar bodies monísimos y abrigos de punto con orejas de osito. Nada es comprable con el amor y la felicidad que se siente al tener un hijo y eso es algo que la moda sabe.

Si a ti también te encanta el arte, tienes que saber que, en breve, podrás personalizar las prendas favoritas de tus peques con las obras de nuestros artistas independientes.

tagged personalizando para bebés